Como se define un emprendedor

“Somos más emprendedores de lo que creemos”

El post de hoy lo dedicaremos de manera profunda a elaborar una aproximación (desde un punto de vista normativo) al concepto que conocemos cómo emprender o que entendemos por el emprendimiento.
Una persona emprendedora se define como una persona con cierta facilidad para poder identificar algún tipo de oportunidad de negocios. Este tipo de personas normalmente se identifican con un perfil joven, con recursos limitados, escaso tiempo pero con actitud y mucha predisposición para llevar a cabo cualquier proyecto. Tendemos a pensar que este tipo de personas son sujetos de poco éxito o reconocimiento que, no sin dificultades y numerosas barreras materiales y mentales, podrían llegar algún día a tener algún tipo de proyecto a través del cual vean materializados sus esfuerzos y su constancia.
Sin embargo, es hora de desmentir esta falsa reputación que nos hemos ganado los emprendedores (entre los cuales me incluyo) y darle un lavado de imagen a nuestra labor.


Ciertamente, hemos hecho referencia en todo momento al concepto emprendedor como alguien estrechamente relacionada con los negocios, sin embargo y nada más lejos de la realidad, podemos identificar varios tipos de emprendedores que se ramifican en diversas áreas y que comparten (paralelamente) características comunes. Hay tantos tipos de emprendedores como áreas de desarrollo personal podamos distinguir, y aquí os ofrecemos unos ejemplos: emprendedores deportivos (personas que tiene facilidad para poder aprovechar oportunidades de desarrollo personal y de mejora en alguna actividad deportiva), emprendedores académicos (personas que tienen una gran predisposición para mejorar y crecer en el ámbito cultural y académico) o emprendedores psicológicos (aquellos que prefieren crecer a través de la mejora en su capacidad cognitiva y estudio de sus rasgos psicológicos) y un largo etcétera.
Como se puede observar, ser emprendedor no es tan solo una calificación que se le otorga a una persona interesada por los negocios, ni mucho menos una profesión; un emprendedor es un estado mental, una predisposición psicológica o un conjunto de actitudes como pueden ser el coraje y la determinación de lanzarse hacia los objetivos que uno tenga sin importar lo que venga, sin poner excusas o sin querer verse sometido a la voluntad de los factores contraproducentes que le rodean.
Como es obvio y hemos comentado anteriormente, esto es directamente extrapolable a cualquier ámbito de nuestra vida cotidiana, a cualquier campo en el cual actuemos o en cualquier área en la que estemos interesados. Seremos emprendedores no porque logremos lanzar un proyecto de negocio o seamos capaces de generar millones de ingresos pasivos, sin o que seremos emprendedores siempre y cuando nuestra mente esté alineada con una buena actitud y una buena predisposición de tomar acción para conseguir objetivos que os marquemos, es ahí donde encontramos la “raison d’étre” más pura que puede tener la definición de emprendedor.


Por lo tanto, si eres alguien que me constantemente se encuentra pensando en ideas, proyectos o continuamente se marca nuevos objetivos pero no es capaz de conseguirlos, tranquilo, no hay nada malo en lo que estás haciendo. Nadie nos va a castigar por no ser capaces de llevar a cabo dicho proyecto, o ser incapaces de montar un negocio de mucho éxito. Tenemos algo mucho más valioso que eso, que es la predisposición, la actitud y las ganas de cada día levantarnos y seguir con los mismos objetivos y las mismas metas. Fallaremos, perderemos y quizá fracasaremos, sin embargo, las ganas, la actitud o determinación junto con la constancia y el esfuerzo son los ingredientes que hacen al emprendedor, los que le definen y los que al final de todo le llevarán a alcanzar esos ansiados objetivos. Si no es tu caso, preocúpate antes de tener esta habilidades que de tener un negocio exitoso, porque la casa hay que empezarla por los cimientos y no por el tejado. Así que emprende, cultiva la mente, no decaigas y sigue; si encuentras obstáculos significa que ese es el camino bueno, pero mantén siempre las actitudes comentadas anteriormente muy presentes, por que son las que te van a definir lo que eres.
Un emprendedor.

Publicado por Mindset

Bienvenidos a Mindset, vuestro Blog sobre negocios online, emprendimiento y educacion financiera!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: